1       3
5 6 3 3
3   33 3
3 3 3   3
3 3 3 3

Idioma Español Idioma Ingles
Esp Eng
 

Inicio

Noticias

Staff

Nuestra Editorial

Contacto

Sobre el vino

El vino

Miscelaneas

Degustando

Disfrutar el vino

Guardar el vino

El vino y los amigos

Hombre, vino y tiempo

La vid

Vino Espumante

Vino y Salud

Vinos y comidas

Rutas del Vino

Vino y Merchandising

Nuestros Servicios

Servicios de Alimentos y Bebidas

Proximos Cursos

Curso de Degustacion

Analisis sensorial

Asesoramiento para eventos

Información

Raul de la Mota escritos

Viajar por nuestra tierra

Notas Tecnicas

Links

Escribe el Navegante

Escritos

Regiones Vitivinicolas

Recuerdos

Directorio de Bodegas


1   Un gaucho con sangre inglesa
2
Conozca su historia.....

La vida de Mario Day está signada por la pasión por la cultura criolla. Enamorado de los caballos y experto en comidas autóctonas, gusta compartir sus conocimientos

–¿Qué se va a servir? –Charquicán con salsa de cayampas, chilindrón, y ponderaciones de postre. En cualquier restorán mendocino este diálogo imaginario terminaría con la cara de póquer del mozo y la desesperación del cocinero. Pero no en el restorán mendocino que planea Mario Day, quien desde hace años recopila recetas cuyanas perdidas en la historia de los tiempos y en los recuerdos de algún memorioso. Ahora se ha propuesto difundirlas a los cuatro vientos en una especie de “cruzada contra la cara de póquer del mozo ante un pedido de comida autóctona” (el bautismo es nuestro). Este ingeniero agrónomo y tradicionalista de ascendencia inglesa y española ya encaró esa tarea en un pequeño emprendimiento familiar, Canaiquén (en mapuche significa “lugar donde hay amigos”), donde cocinan casi todos los fines de semana menúes que van a parar “a muchas bodegas, sobre todo a las que manejan los franceses, que no quieren comida francesa sino comer cosas de acá”. –¿Es posible que el menú cuyano de antaño se estudie en las escuelas de gastronomía locales en el futuro? –Sí. De hecho, ya tuvimos charlas con los directivos de estas escuelas para que incluyan estas comidas entre las materias que se dan. –Cuando va a comer a los restoranes y no las encuentra en el menú, ¿siente decepción? –Sí. No hay gastronomía criolla; tal vez se pueda comer una carne a la olla... Pero si yo quisiera una chanfaina o un cutriaco, no hay quien lo haga. La Provincia tenía mucho interés en hacer recorridas por los departamentos enseñando a hacer este tipo de comidas en los Caminos del Vino. La agenda de Day se reparte entre la gastronomía, el cuidado de sus caballos, la difusión de las tradiciones gauchescas, el campo y la docencia en la Facultad de Agronomía y en la Tecnicatura de Guardaparques. –¿Cómo empieza su pasión por los caballos? –Fue cuando un amigo de mi padre, Maneo Palma, me regaló una yegua, Amancay. Ese animal cambió mi vida y no pude parar de tener caballos. –¿Tiene ejemplares pura sangre? –En su momento tuve criollos puros, pero tuve que dejarlos porque cuesta mucha plata mantenerlos. Ahora tengo 60 caballos mestizos. Todos ellos tienen su nombre y, como las personas, cada uno tiene sus caras, sus gestos, y aunque sean del mismo pelaje, siempre hay algo que los distingue: una manchita, un gesto, los remolinos en el pelo se ubican de distinta manera. –¿Qué es más difícil de domar: un caballo o un hijo? –(Risas.) Un hijo, sin dudas. Los caballos son más obedientes. –Hace poco participó en una entrega de distinciones en la muestra de Molina Campos en el Fader. ¿Cuál cree que ha sido la clave para que esa muestra sea tan exitosa (ayer recibió a su visitante 70.000)? –Nunca una caricatura de Molina Campos ofendió al criollo. Es más, es increíble cómo acerca al gaucho y a la gente que no es de ese ambiente. Si bien lo suyo son caricaturas, los detalles son perfectos. Encontré en sus cuadros cada una de las cosas que se aprenden en el campo desde chico: cómo hacer un buen fuego, cómo se cruza un arroyo, entre otras cosas. –¿No es curioso que alguien con apellido de origen inglés se incline tanto por las tradiciones gauchescas? –Bueno, los Day que llegaron a la Argentina eran todos muy gauchescos, muy aventureros, y se adaptaron a los modos de vida del campo. Sir Edmond Welby Day, por ejemplo, fue el primero que exploró en canoa el río Desaguadero, desde las lagunas de Guanacache hasta donde pudo llegar. Por el lado de los Arenas (su padre fue Mario Day Arenas), don Angelino Arenas, mi abuelo, tuvo varias estancias en Mendoza. Por el lado de mi madre (Marta Raquel Coromina) tenemos los Coromina y los Segura, que nos han dado gobernadores. De los recovecos de la genealogía y las huellas que los Day dejaron en Mendoza a través de sus generaciones –llevan cinco en la Argentina– dan cuenta los rincones de la casa de Mario. Es momento de apagar el grabador para recorrerla.

Fuente: Diario UNO. Gabriela Valdés





3
b5 b4

 

 

 
tops
Ingrese la palabra clave
 

2
1

2
3
4
1
 
weq
 
4 6 5

Si tuviera que elegir un vino para regalar, escogería:
Un vino de $ 50 a $ 100
Un vino de $ 25 a $ 50
Un vino de $ 5 a $ 25
2 1 3
 

Av. San Martin 5326. 5505 Carrodilla. Lujan de Cuyo.
Mendoza. Republica Argentina
Teléfonos: +54 0261 4960441 / 156544288- 155251840.
Informes a: info@videsyvinos.com