1       3
5 6 3 3
3   33 3
3 3 3   3
3 3 3 3

Idioma Español Idioma Ingles
Esp Eng
 

Inicio

Noticias

Staff

Nuestra Editorial

Contacto

Sobre el vino

El vino

Miscelaneas

Degustando

Disfrutar el vino

Guardar el vino

El vino y los amigos

Hombre, vino y tiempo

La vid

Vino Espumante

Vino y Salud

Vinos y comidas

Rutas del Vino

Vino y Merchandising

Nuestros Servicios

Servicios de Alimentos y Bebidas

Proximos Cursos

Curso de Degustacion

Analisis sensorial

Asesoramiento para eventos

Información

Raul de la Mota escritos

Viajar por nuestra tierra

Notas Tecnicas

Links

Escribe el Navegante

Escritos

Regiones Vitivinicolas

Recuerdos

Directorio de Bodegas


1   La Magia del Vino
2
Elaborar vino es un arte; de los artistas argentinos, el mendocino adoptivo don Raúl de la Mota es probablemente el más hábil, sabio y misterioso. Por Fernando Vidal Buzzi

Un hombre que dejó su marca en los Caballero de la Cepa de los 60, el champan Arizu de los 70, los Weinert Malbec 1977 y Cavas de Weinert 1978, los Marcus Gran Reserva Pinot Noir y Malbec desde 1995, no es un enólogo común. Ciertamente sus vinos tienen un estilo que encierra misterios, pero cuando se lo prueba la identificación es rápida: “Este es un vino que tiene el sello de don Raúl”.. don Raúl de la Mota (el “don” ya forma parte de su nombre) el hombre de largas conversaciones, pero a la vez dueño de un particular ingenio para decir exactamente lo que desea transmitir, sin ningún desliz que permita vislumbrar lo que podríamos llamar la magia de sus vinos. Nació en 1918 en San Juan, su padre era ferroviario, su madre también trabajaba, sus hermanos estudiaban: Carlos, hoy un afamado escultor, en la Academia de Bellas Artes de Mendoza, y Roberto, ciencias naturales en Córdoba.

Casi terminado su bachillerato (durante el cual comenzó a noviar con su esposa, Berta Rapaport), distribuyen en su colegio folletos promocionales anunciando el inicio de una escuela de enología en San Juan. Le interesó el tema: tenía el beneficio de permitirle quedarse en su tierra y de ser una carrera no muy larga, lo que le permitiría casarse pronto. Habló con sus padres, hubo acuerdo y se inscribió. En dicha escuela tuvo un grupo de profesores que define como “excepcionales”, en especial Mario Bidone, enólogo porteño formado en Italia y radicado en Mendoza. En 1943, don Raúl se recibió de “fruticultor- enólogo”, y en 1944 estalla – si cabe la expresión – el terremoto que destruye a San Juan. Accidentados los padres, la familia se traslada a Mendoza…

 

Entre San Juan y Mendoza

 

En Mendoza se desarrolla íntegramente su carrera. Bidone lo convoca para realizar una vinificación de tinto y clarete para la bodega Giol. En los mismos comienzos, realiza un feliz encuentro con el Malbec. Mendoza contaba entonces con 50.000 hectáreas, en su gran mayoría en espaldera baja, con un promedio de 4.000 plantas y un rendimiento de 50 quintales, ambos por hectárea. Era una buena materia prima que lo entusiasmó y desde entonces trabajó en ella. En los años siguientes trabajaba en diversas bodegas hay desaparecidas, con remuneraciones insatisfactorias, por lo cual pasa a desempeñarse varios años en la función pública. Continúa en intenso contacto con un distinguido grupo de investigadores – José Vega, Alberto Alcalde, Wigberto Cinta, Angel Gargiulo – llevando a cabo un intercambio intelectual y práctico (con ellos empieza a manejar viñedos) que le permite incrementar y actualizar sus conocimientos. Hacia 1956 comienza a trabajar en Flichman, experiencia que don Raúl califica “inolvidable” y que lo adoctrina en el funcionamiento integral de un bodega, ya que se ocupa de la viña, la elaboración e incluso de la administración. Vinificando en toneles de 200 hectólitros, algunos de los cuales tenían deficiencia, conoce al tonelero esloveno Pedro Bajda, personaje central de dicha profesión, que solucionó los problemas manteniendo una larga amistad de más de 50 años.

En Flichman se recibía el “Journée Vinicole”, importante publicación francesa y en un ejemplar encontró don Raúl un artículo de Jean Ribereau – Gayon que le interesó sobre manera, pero no ubicó la primera parte del mismo. Escribió a la publicación solicitando dicho ejemplar; su director se la envió, contándole que había probado en un viaje a Argentina un Cabernet Sauvignon de Flichman que lo había sorprendido por su calidad. Don Isaac Flichman se entusiasmó con la noticia y de la Mota comenzó a trabajar en los vinos que se llamarían “Caballero de la Cepa”, que nacieron en el ´59-´60.

 

Caballero del Malbec

 

En 1962 pasa a Arizu S.A., la gran bodega de Godoy Cruz, que le interesaba especialmente porque en ella se elaboraban todo tipo de vinos tranquilos y espumosos. Su tarea consistió en cambiarlos a todos: “Casa de Piedra”, “Valroy”, el champán, etc. En 1965 hace su primer viaje a Europa, visitando Francia, España y Portugal. Su amigo Paul Caraguel, enólogo de Chandon en Mendoza, le da carta de presentación para Renaud Portier, gran personaje de la casa matriz, famoso por su sabiduría y por su carácter fuerte. Don Raúl le comentó el método para elaborar champán que utilizaba en Arizu, el cual Poirier califica sencillamente como “un disparate” y le explica detenidamente cómo debía funcionar el sistema…Los que recordamos el champán Arizu de aquellos años, damos fe de que el cambio fue sustancial y lo convirtió en un producto de primera.

En 1976 desembarca en Argentina el empresario brasileño Bernardo Weinert quien, conocedor ya de las habilidades de don Raúl para elaborar vinos de calidad, le solicitó asesoramiento para una bodega que acababa de comprar. De la Mota realizó un plan integral para transformarla destinándola exclusivamente a vinos de calidad, que fue aceptada por Weinert. En el ’77 ya vinificó en toneles de hasta 6.000 litros, pero anteriormente había armado con el ingeniero Alcalde un plan para comprar uvas en lugares precisos, “y a veces poco conocidos o escondidos”.

Nace así el Malbec ’77, elaborado con uvas de Vistalba y Las Compuertas. Posteriormente sale al mercado Cavas de Weinert: 60%Cabernet Sauvignon, 30% Malbec y 10% Merlot. Por aquellos años lo visita el conocido winemaker Michel Rolland y de la Mota recordará una degustación a ciegas que duró largas horas, en donde intercambiaron experiencias y ganó el “Cavas”. En 1997 don Raúl se retira de la bodega Weinert, aunque ya desde 1991 asesora a otras bodegas, por ejemplo San Telmo y Humberto Canale.





3
b5 b4

 

 

 
tops
Ingrese la palabra clave
 

2
1

2
3
4
1
 
weq
 
4 6 5

Si tuviera que elegir un vino para regalar, escogería:
Un vino de $ 50 a $ 100
Un vino de $ 25 a $ 50
Un vino de $ 5 a $ 25
2 1 3
 

Av. San Martin 5326. 5505 Carrodilla. Lujan de Cuyo.
Mendoza. Republica Argentina
Teléfonos: +54 0261 4960441 / 156544288- 155251840.
Informes a: info@videsyvinos.com