1       3
5 6 3 3
3   33 3
3 3 3   3
3 3 3 3

Idioma Español Idioma Ingles
Esp Eng
 

Inicio

Noticias

Staff

Nuestra Editorial

Contacto

Sobre el vino

El vino

Miscelaneas

Degustando

Disfrutar el vino

Guardar el vino

El vino y los amigos

Hombre, vino y tiempo

La vid

Vino Espumante

Vino y Salud

Vinos y comidas

Rutas del Vino

Vino y Merchandising

Nuestros Servicios

Servicios de Alimentos y Bebidas

Proximos Cursos

Curso de Degustacion

Analisis sensorial

Asesoramiento para eventos

Información

Raul de la Mota escritos

Viajar por nuestra tierra

Notas Tecnicas

Links

Escribe el Navegante

Escritos

Regiones Vitivinicolas

Recuerdos

Directorio de Bodegas


1   Una pasión entre amigos…el nacimiento del Wine Cooler
2
¿En qué consistió el vino-soda californiano?... ¿un vino con sprite? Conozca una historia apasionante. Por Adriana Ruth de la Mota.
Hace tiempo, J. F. Gautier, en su libro “Le vin a traves les Ages, de la mitología a la enología” relataba el nacimiento del “wine cooler californiano”. El nacimiento de este vino gasificado, no deja de tener su encanto, ya que es más que todo, una historia relatada por dos amigos que ante la sed de un verano abrasador y la falta de capital para lograr su emprendimiento idean una mezcla placentera al paladar utilizando vino y limonada gasificada.

Todo comenzó, como en la mayoría de las historias en los EEUU, en las playas del Pacífico, en 1975.
Un joven californiano, Michael Crete, tenía el hábito de servir a su camarada, Stewart Bewley, una mezcla de vino blanco y de limonada (“sprite”). El producto llegó a ser popular entre sus amigos y decidieron comercializarlo bajo el nombre de “wine cooler” (vino refrescante).

Antes, los dos compañeros reemplazaron la limonada por una mezcla de agua gasificada y aromas naturales (limón verde o pomelo). Este vino-soda, muy estimulante (el “kick” americano) fue superior a su cerveza, (bebida tradicional en EEUU).

En 1981, Michael Crete y Stewart Bewley fundaron “The Island Wine Cooler Company”. Esta sociedad fue la versión agro-alimentaria del “Apple” de la microinformática americana. Invirtiendo cada uno 5000 dólares, Crete y Bewley comenzaron con un tonel de cerveza y un tubo de plástico para producir su bebida refrescante que ellos llamaron “California cooler”.

Colocando las etiquetas a mano sobre viejas botellas de cerveza, llegaron a producir de 100 a 150 cajas por día que vendían ellos mismos, utilizando un viejo camión. El suceso comercial del vino cooler fue fulminante: de tres mil cajas de 9 litros en 1981, el mercado americano pasó en 1986 a 87 millones de cajas (10% del mercado americano del vino), en donde 17 millones han sido vendidos fuera de EEUU.

Afirma Gautier, que más allá del “efecto mezcla”, que ha estimulado a muchos comerciantes, el “wine cooler” fue un medio de valorizar los excedentes de la región de Napa y Sodoma Valleys, ya que, wine cooler no necesitaba la presencia de los mejores vinos.
El autor termina su relato afirmando que, siempre existirá la diferencia entre los wine-cooler y un gran cru, comparable a la diferencia entre un Fast Food y un Restaurante gastronómico.

Sin embargo, El Nuevo y el Viejo Mundo vitícola son parte, sin duda, de una misma comunidad cultural: la civilización del vino.
Este brebaje civilizador ha sobrevivido también bajo numerosas creencias y tratamientos que le han impuesto: ha sido aromatizado, calentado, enfriado, azucarado, chaptalizado, gasificado, y ha salido siempre vencedor.

Beber vino, es siempre beber espacio y tiempo.

Fuente texto: J. F. Gautier, “Le vin a traves les Ages, de la mitología a la enología”. Editions L.C.F. 1989
Fuente. Foto: J. Duarte Amaral. “ O grande livro do vinho”. Temas debates. 1994.





3
b5 b4

 

 

 
tops
Ingrese la palabra clave
 

2
1

2
3
4
1
 
weq
 
4 6 5

Si tuviera que elegir un vino para regalar, escogería:
Un vino de $ 50 a $ 100
Un vino de $ 25 a $ 50
Un vino de $ 5 a $ 25
2 1 3
 

Av. San Martin 5326. 5505 Carrodilla. Lujan de Cuyo.
Mendoza. Republica Argentina
Teléfonos: +54 0261 4960441 / 156544288- 155251840.
Informes a: info@videsyvinos.com